Desde la década de los años cincuenta en Francia se inician trabajos de implantación de placenta humana preparada bajo la técnica de Filatov y liofilizada, en la región abdominal de pacientes que presentan trastornos circulatorios de miembros inferiores.